01
Jun

Administra tu demanda eléctrica y ahorra en la factura de energía eléctrica

Si de hacer más eficiente el capital de la empresa se trata, buscar ahorros en las facturaciones por consumo de energía eléctrica es una excelente opción.

Si bien existen distintas maneras de identificar las áreas de oportunidad en estos proyectos de uso eficiente de energía, algunas estrategias nacen en la reparación de las instalaciones, cambio de conductas en personal operativo o bien, cambio de tecnología y estrategias de control, son de las practicas que podemos encontrar como más rentables.

En esta ocasión revisaremos un caso de estudio en el que se puede apreciar una reducción considerable en el costo total de la facturación por suministro de energía, debido a la implementación de un programa de control donde se administra la demanda eléctrica en kW de forma horaria.

TARIFAS HORARIAS

Como ya es conocido por los usuarios comerciales e industriales que se abastecen de energía eléctrica en tarifas horarias, uno de los cargos que más impactan en el costo de la energía es el cobro o cargo por demanda, que normalmente incrementa su precio en horarios cuando la carga en el sistema eléctrico aumenta drásticamente y quienes lo operan deben asegurar el equilibrio y la confiabilidad del sistema en estas horas críticas. Este cargo está en función (como su nombre lo indica) de la demanda eléctrica de los equipos y máquinas que operan en las instalaciones de los usuarios.

En México, cada año se emite un acuerdo por el cual las autoridades correspondientes (Comisión Reguladora de Energía) autorizan los costos regulados que componen las tarifas finales de suministro, en este acuerdo se definen los cargos según la región y la tarifa que corresponda. Los cargos variables que componen las mismas tarifas, se definen de manera mensual, al inicio de cada período.

COBRO POR CAPACIDAD:

El cobro por “Capacidad” es uno de los dos cargos que se calcula en función de la demanda solicitada el otro seria “Distribución” que es muy similar, por estar en función de la demanda real de cada usuario, pero es un costo fijo a lo largo del año calendario.

El cobro por capacidad, que se ajusta mensualmente tiene su origen en la capacidad instalada necesaria desde la generación de energía eléctrica y que es evidente requiere una inversión de capital inicial considerablemente alta, así como otros gastos de operación y mantenimiento, dentro de los parámetros que lo definen son Factor de Carga, Factor de Pérdidas y Periodos Horarios. Existen también otras variables que se consideran para el cálculo de este costo, pero no entraremos en ese detalle.

La demanda a la que se deberá aplicar los cargos por capacidad expresados en pesos por kilowatts al mes será la mínima entre los valores que se definen como:

Fórmula de Demanda CRE

Donde “Demanda max” es la demanda máxima registrada en el mes en cualquiera de los horarios base, intermedio y punta, “Q mensual” es el consumo total medido en los tres horarios en kWh y “F.C.” es el factor de carga asignado para cada tarifa de usuario.


CASO DE ESTUDIO

Una empresa que compra su energía a la CFE en la tarifa GDMTH tiene una carga conectada de 250kW con una demanda máxima histórica medida de 218 kW en los últimos 12 meses.

Su horario de operación es de 3 turnos, las 24 horas del día, hace un par de años se llevó a cabo la implementación de un proyecto con el cual buscaban ahorrar gastos por consumo eléctrico debido a que el 75% de sus gastos totales están destinados a este para su operación productiva.

Para este cliente era posible almacenar una cantidad suficiente de su producción para detener las máquinas con mayor demanda el tiempo que dura el horario punta, horario en el cual el costo por kilowatt-hora puede llegar a ser casi el doble que en horario base.

Conociendo lo mencionado anteriormente del cobro por capacidad era posible llevar a cabo un programa con las modificaciones necesarias para evitar tener una demanda lo más mínimo que le fuera posible.

Después de planes, programaciones, ajustes y mejoras con el departamento de producción se llegó al acuerdo de producir lo necesario durante los horarios base e intermedio para respetar en su posibilidad total detener por completo operaciones en los horarios establecidos como punta de la siguiente tabla.


Horarios Vigentes


Antes del Control de Demanda

Se puede apreciar que el «Costo total» de la factura es de $ 154,012.00 pesos con un «Consumo» de 60,112 kWh, «Costo por Capacidad» $ 49, 932.88.

Después del Control de Demanda

Se puede apreciar que el «Costo total» de la factura es de $ 112,677.00 pesos con un «Consumo» de 72,784 kWh, «Costo por Capacidad» $ 339.96

Resultados

Los resultados en los meses posteriores del proyecto fueron exitosos pues las demandas en los horarios Base e Intermedia se mantienen en sus niveles normales, los consumos se mantuvieron normalmente variables dentro del rango de +/- 10 % del promedio a un año móvil.

Por otro lado, la demanda en punta se reduce del valor promedio registrado a un año móvil a valores de menos del 1%.

Es evidente como en este caso el ahorro en costo fue por casi 40 % del monto, sin considerar que hubo un incremento en el consumo total de ¡20% más! Este incremento de consumo obviamente fue en horarios base e intermedia.